Skip to Content

Tips para hacer el mejor pan de muerto tradicional

Tips para hacer el mejor pan de muerto tradicional
51334
Pan de muerto con azúcar

El mejor pan de muerto es esponjosito, suave, aromático, delicioso como una nube de pan. Lograr que quede así no es tan difícil, lo único que necesitas es tiempo, paciencia y algunos consejos que demuestran que lo importante está en el detalle. Por eso, Maizena® te trae algunos tips para que hagas el mejor pan de muerto tradicional y consientas a tu familia con el sabor de la tradición mexicana. ¡Feliz Día de Muertos!

Ingredientes para el pan de muerto:

  • ½ taza de leche de vaca tibia
  • 11 gramos de levadura instantánea
  • 150 gramos de azúcar
  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 1 yema
  • 1 cucharada de agua de azahar o esencia de naranja
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 105 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • Harina para enharinar las superficies
  • 4 cucharadas de aceite
  • 30 gramos de mantequilla derretida
  • 50 gramos de azúcar

Cómo hacer el pan de muerto perfecto

Pan de muerto con azúcar

Primero fíjate en la temperatura de los ingredientes

  1. Para lograr la textura perfecta, debes tener en cuenta que el huevo y la mantequilla deben estar a temperatura ambiente (no fríos), así que sácalos del refri al menos 25 minutos antes de empezar.
  2. Además, la leche debe de estar tibia para que pueda ayudar a la levadura a activarse.

Fermentar la levadura primero

***TIP: Este paso es muy importante porque permitirá que el pan de muerto quede esponjoso y delicioso. Puedes utilizar levadura instantánea en polvo o levadura fresca; aunque es más fácil que consigas la levadura instantánea en polvo. Lo que tienes que hacer es:

  1. Coloca la leche tibia (no muy caliente y no muy fría) en un tazón. Agrega el sobre de levadura, una cucharada de harina de trigo y una cucharada de azúcar. Revuelve para que se integre todo a la perfección.
  2. Deja reposar en un lugar tibio durante al menos 10 minutos o hasta que duplique su tamaño.

Amasa sólo lo suficiente, ¡no demasiado!

La mejor forma de amasar tu masa para el pan de muerto es así:

  1. Mezcla la harina con la sal y el azúcar. La sal es importante para que potencialice el sabor de todos los ingredientes.
  2. Haz una fuente con la harina y un hueco en medio sobre una superficie limpia. ***TIP: es importante que esté muy limpia.
  3. En el hueco interior coloca la levadura, los huevos, el agua de azahar y la ralladura de naranja. Puedes conseguir azahar en el mercado, pero si no tienes, puedes ocupar un poco de esencia de naranja o de vainilla. ***TIP: La yema extra es para asegurar extra suavidad en el pan de muerto-
  4. Comienza a integrar los ingredientes del centro con una mano. Poco a poco ve integrando harina de las orillas. Amasa sólo hasta que se integren todos los ingredientes.
  5. Añade la mantequilla. ***TIP: Es importante que esté suavecita (pero no derretida) para que se pueda integrar fácil a la masa. Para mezclarla mejor, colócala en el centro de la masa y luego envuélvela con la masa hacia adentro. Amasa sobre la superficie y repite el proceso hasta que se integre perfectamente.
  6. Verás que la masa se torna pegajosa, así que para evitar que se pegue sobre la superficie mientras amasa, espolvorea un poco de harina (sólo un poco). A partir de este momento cuenta 20 minutos y amasa. ***TIP: Es importante que no utilices demasiada harina porque esto hará que la masa quede seca y dura; utiliza sólo un poquito para que no se pegue la masa sobre la mesa.
  7. Después de 20 minutos la masa debe de estar lisa, suave, esponjosa y nada pegajosa; así debe de quedar. ***TIP: no debes amasar demasiado porque la masa sobre amasada se sentirá apretada y dura, esto es porque las moléculas de los líquidos se dañan y no se estiran correctamente, lo que hará que la masa se rompa, se endurezca y se reseque.
  8. ***TIP: Puedes batir la masa en una batidora, pero con la herramienta de gancho (que es especial para pan); aunque te recomendamos que lo hagas a mano.

¡Deja reposar el pan!

Viene la parte más importante del proceso que es no hacer nada, tener paciencia y dejar que el pan repose y la levadura haga su trabajo. Esto es lo que tienes que hacer:

  1. Barniza un tazón con un poco de aceite, sólo un poco (es para evitar que la masa se pegue al tazón).
  2. Forma una bolita perfecta con la masa del pan y también embarra un poquito de aceite sobre la masa (esto para evitar que se reseque).
  3. Coloca la masa del pan dentro del tazón (con la unión hacia abajo) y tápala con un trapito húmedo y tibio.
  4. Deja reposar la masa en un lugar cálido (cerca del horno encendido, por ejemplo) durante hora y media o hasta que duplique su tamaño. ***TIP: el tiempo que tardará la masa en duplicar su tamaño depende del clima y la humedad de donde estés, así que dale al menos una hora y después puedes ir revisando si ya duplicó su tamaño o le falta.

¡A ponchar el pan!

Llegó el momento de ponchar la masa del pan esponjoso y formar los panes de muerto individuales. Antes, asegúrate de tener listas tus charolas para hornear engrasadas o con papel encerado. También debes tener ya el horno precalentado a 200ºC. Ahora sí, ¡a darle!

  1. Coloca un poco de harina en la mesa de trabajo y ahí vacía la masa.
  2. Enharínate las manos también (sólo un poco) y poncha la masa con ambas manos para sacarle el aire; luego estírala un poco y envuélvela para que quede un cilindro uniforme. No amases de más, con esto es suficiente.
  3. Corta la masa en cuatro partes. Aparta una de ellas para hacer los huesitos. Corta por la mitad las otras tres partes, así tendrás seis partes iguales de masa.
  4. Ahora sí, forma bolitas con cada parte de la masa. Bolea sobre la mesa sólo unos segundos para que queden esferas bonitas. Coloca cada bola sobre la charola. ***TIP: Deja espacio suficiente entre una y otra porque crecerán de nuevo.

Ahora vamos con los huesitos

  1. Añade tres cucharadas de harina a la masa que reservaste para los huesitos. ***TIP: Es importante que hagas esto para que los huesitos tengan una consistencia diferente y más firme que la del pan.
  2. Amasa hasta que se integre la harina.
  3. Forma un cilindro; divídelo en cuatro partes y aparta una. Divide las tres partes restantes en dos, así obtendrás 12.
  4. Con cada parte de masa forma un cilindro con la mano cerrada sobre la superficie. Luego abre los tres dedos de en medio y presiona para que se formen los huesitos. Repite este proceso con todas las partes de masa.
  5. Coloca los huesitos sobre cada pan (dos por pan, cruzados).
  6. Forma las cabezas con la masa que apartaste. Coloca una bolita al centro de cada pan.

Deja que el pan repose, ¡otra vez!

  1. Ya que tienes todos los panes de muerto formados, tápalos con el trapo húmedo y tibio y déjalos reposar en un lugar tibio durante una hora o hasta que dupliquen su tamaño nuevamente. ***TIP: Esto es importante porque permitirás que el pan se esponje y tome esa consistencia de nube que tanto nos gusta.

Ahora sí, ¡a hornear!

  1. Hornea tus panes a 180ºC durante 20 minutos o hasta que veas que estén doraditos. ***TIP: El tiempo de horneado dependerá un poco del tipo de horno que tengas, así que puedes hornear tus panes de muerto por menos o por más tiempo, ¡estáte al pendiente!
  2. Cuando los panes ya estén listos, sácalos del horno y déjalos que reposen fuera del horno durante 15 minutos. ***TIP: No te saltes este paso porque esto permitirá que la consistencia del pan se termine de formar. Además, necesitas que no estén tan calientes para el siguiente paso.

Ya para terminar

  1. Barniza cada pan con mantequilla derretida y espolvorea encima un poco de azúcar (esto es al gusto).
  2. ¡Listo! ¡Prepara el chocolate caliente o el atole del sabor de tu preferencia para que disfrutes este delicioso pan de muerto!
Pan de muerto sin gluten

Pan de muerto sin gluten

Por supuesto que puedes hacer pan de muerto sin gluten, utilizando Fécula De Maíz Maizena®. Sigue la misma receta pero en vez de harina de trigo utilizarás fécula de maíz, harina de coco y goma xantana. ***TIP: esta es muy importante para lograr una consistencia estable. Estos son los ingredientes y las proporciones que necesitas:

  • 1 ½ taza de Fécula De Maíz Maizena®
  • 1 taza de harina de coco
  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • ½ taza de leche de vaca
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 1 ½ cucharadas de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 1 ½ cucharaditas de goma xantana
  • ⅔ de taza de azúcar
  • ⅓ de taza de agua de azahar tibia

Repite el mismo procedimiento del pan de muerto tradicional y ¡listo! Es momento de calentar el champurrado o el atole de guayaba y disfrutar de un delicioso pan de muerto tradicional hecho en casa en compañía de la familia. ¡Provecho!

Próximo artículo

Atoles y bebidas calientes para el frío

Atoles y bebidas calientes para el frío

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.

Nuevo rinde más de Knorr

Nuevo rinde más de Knorr

Más rendimiento, más sabor, más ahorro.