Skip to Content

Tips de Maizena® para hacer más rico tu menú de Cuaresma

Tips de Maizena® para hacer más rico tu menú de Cuaresma
65

¡Llegó la Cuaresma! La costumbre en este periodo de 40 días previos a Pascua (que comienza en el miércoles de Ceniza) es no consumir nada de carne roja, pues esta simboliza a la crucifixión de Jesucristo en la tradición católica. Eso significa que ¡es momento de consumir productos de mar!

Además, la Cuaresma coincide con la llegada de la primavera, la época más calurosa del año, por lo que se nos antojan los ceviches, las tostadas de mariscos y pescados en muchas formas (incluso los deliciosos romeritos que nos deleitaron en Navidad).

En Maizena® queremos darte unos tips para que tengas más opciones en tu menú de Cuaresma y prepares pescados y mariscos de maneras variadas cada día.

Pescado rebozado

El rebozado es una técnica muy sencilla y socorrida porque mejora el sabor de muchos alimentos. No es lo mismo que capear. La diferencia es el grosor de la capa de huevo que cubre al alimento: la capa del capeado es más gruesa y la del rebozado es muy fina, lo cuál permite que la comida sea más ligera. Para hacer un rebozado perfecto, sigue estos tips:

Batir el huevo al punto perfecto

Para rebozar usarás tanto la clara como la yema. Lo ideal es conseguir una consistencia espumosa a la hora de batir los huevos; para eso necesitas una batidora. El secreto para que esta textura espumosa se mantenga es agregar media cucharadita de Fécula de Maíz Maizena® cuando el huevo alcance el punto de nieve (es decir esa textura esponjada y espumosita).

Vigilar la temperatura

La temperatura del aceite donde se freirán los camarones o el pescado rebozado es sumamente importante. Para verificar cuando esté en el punto ideal de calor, puedes intentar esto: deja caer una pizca de Fécula de Maíz Maizena® dentro del aceite caliente (¡ten mucho cuidado!); si se va hasta el fondo es porque el aciete está frío, si se quema, es porque está demasiado caliente, y si comienza a burbujear, como por un efecto de efervescencia, significa que el aceite está en el punto ideal para comenzar a freír. Recuerda que si el aceite se quema, las grasas se saturarán; si no está suficientemente caliente, harás que el alimento absorba mucha grasa; pero si está en su punto, el alimento se freirá rápido y no absorberá tanta grasa (y eso es lo que queremos).

Fríe poco a poco, sin prisa

Es muy importante que no eches todo el pescado o los camarones al aceite al mismo tiempo, porque esto hará que el aceite pierda su temperatura ideal y el rebozado comience a desprenderse. Ve poco a poco, sin prisa, para que cada elemento rebozado quede perfecto.

La regla de oro del rebozado

Para que la capa de rebozado se quede pegada a tu pescado o mariscos (o lo que sea que estés rebozando) y no se desprenda, el truco es que el alimento debe contener la menor cantidad de humedad posible; así que primero debes de secar superbién el alimento con una servitoalla y después revolcarlo en Fécula de Maíz Maizena® antes de sumergirlo en el huevo batido. Esto hará que la humedad desaparezca.

Sazona el rebozado.

Imprímele más sabor a tu rebozado. Al huevo batido puedes agregarle pimienta fresca, chile molido, orégano, albahaca o alguna especia o hierba que se te antoje.

Utiliza la olla o el sartén ideal

Recuerda que los sartenes de teflón son ideales para hacer rebozado, así nada se pegará.

Retira el exceso de grasa

No se te olvide que, antes de servir, debes retirar el exceso de grasa de tu pescado, camarones o lo que sea que hayas rebozado con un poco de papel de cocina. Hazlo rápido para que puedas servir al momento, antes de que se enfríe. Y recuerda alimentar tu plato con vegetales frescos, así balanceas el menú.

Ahora sí, pon en práctica todos estos conocimientos y ve a cocinar alguna de estas deliciosas recetas con pescados y mariscos rebozados. ¡Que tengas una deliciosa Cuaresma llena de comida rica!

Tacos de pescado rebozado

Acompáñalos con ensalada de col y tendrás la comida completa.

Camarones rebozados con aderezo de cilantro

Un snack que recuerda a la playa. Puedes comerlos solos con el aderezo o prepararte un sándwich o unos taquitos con ellos.

Deditos de pescado con aderezo de perejil

Este es un plato que le encanta a las niñas y los niños; así que si tienes infancias en casa, ¡haz estos deditos!

Pescaditos rebozados con aderezo de pepinillos

Los clásicos, como el típico Fish & Chips inglés.

Filete de pescado a la española

Con una deliciosa salsa de pimentón y alcaparras. Acompañado con ensalada fresca queda delicioso.

Próximo artículo

Postres mexicanos fáciles e irresistibles

Postres mexicanos fáciles e irresistibles

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.

Nuevo rinde más de Knorr

Nuevo rinde más de Knorr

Más rendimiento, más sabor, más ahorro.