Skip to Content

Cómo hacer el mejor pavo al horno

Cómo hacer el mejor pavo al horno
4000
Cómo hacer el mejor pavo al horno

El platillo estrella de las cenas decembrinas, sobre todo de Navidad, es el pavo al horno. Ya sea rostizado, bañado en vino blanco, relleno o solo, es un manjar en sí mismo, sobre todo si se cocina perfectamente para que la piel quede crujiente y doradita y el interior sea jugoso, suave, tierno y lleno de sabor.

Es muy buena opción para cualquier banquete en el que se busque llenar la barriga de manera deliciosa, rendidora y, sobre todo, nutritiva, ya que la carne de pavo tiene menos grasa que otras carnes.

El pavo al horno es versátil. Puedes acompañarlo con gravy, salsa de arándanos, salsa de vino tinto, adobos o la salsa que se te antoje. Además, queda muy bien con diferentes guarniciones como ensalada de papa, ensalada de manzana, puré de papa, puré de camote, puré de manzana, pasta Alfredo, pasta al pesto, ensalada de frutos secos y un montón de otros platillos.

Cocinarlo para que quede delicioso y perfecto es más fácil de lo que crees. Aquí tienes nuestros consejos. Síguelos y tendrás el mejor pavo al horno que encantará a toda tu familia.

Tips para hacer el mejor pavo al horno

Planea con tiempo

Necesitarás bastante tiempo para cocinar el pavo al horno, así que contempla comenzar 4 ó 5 días antes.

Descongélalo en refrigeración con suficiente tiempo

Tu pavo segurametne está congelado y necesitas descongelarlo antes de cocinarlo. La mejor manera de hacerlo es en refrigeración (¡jamás bajo el chorro de agua caliente!). Contempla que necesita pasar en refrigeración un día entero por cada dos kilos de peso del pavo para que se descongele correctamente.

Cómo prepararlo antes de hornearlo

Hay muchas recetas de pavo al horno. Algunas mencionan que debes de bañarlo con su jugo cada media hora para que no se desjugue. Otras mencionan que lo mejor es inyectarlo con vino. También hay recetas de pavo relleno y otras que recomiendan cocinar “el relleno” aparte. En Recepedia te recomendamos rostizarlo, solo y sin relleno, para que se cocine perfecto en su propio jugo y la piel quede crujiente y deliciosa.

Primero, asegúrate de que esté vacío

Algunos pavos vienen con algunas entrañas que puedes utilizar para darle sabor a un caldo o al gravy para servirlo; sin embargo, para hornearlo necesitas que esté vacío. Lo que sí puedes hacer es ponerle algunos ingredientes para aromatizarlo: cuartos de cebolla y limón, hojas de laurel, dientes de ajo pelados, hojas de apio, perejil y tomillo en la cavidad del pavo. Todo eso lo desecharás cuando el pavo esté cocido.

Sécalo muy bien pero ¡no lo laves!

Por nada del mundo lo laves bajo el chorro de agua. Lo único que tienes que hacer es secarlo muy bien con toallas de papel absorbente.

Sazónalo antes de hornearlo

Crea una mezcla de especias con pimienta, sal, paprika, orégano, chile en polvo, ajo en polvo, cebolla en polvo o las especias que más se te antojen. Puedes utilizar Caldo De Pollo Knorr® para potencializar el sabor.

Cubre todo el pavo con esta mezcla y déjalo reposar durante 2 o tres días (o al menos unas 4 horas si no tienes suficiente tiempo).

¿Con relleno o sin relleno?

Considera que un pavo sin relleno se cocina mejor, más rápido y de manera más uniforme que uno relleno.

Si quieres rellenarlo, no lo rellenes demasiado para evitar el riesgo de que se desparrame y para que se cocine mejor el pavo. Toma en cuenta que tardará más tiempo en cocerse, así que calcula 30 o 40 minutos más de tiempo de horneado. Amarra las patas del pavo con un hilo de algodón para evitar que se salga el relleno. Si no lo rellenas, no es necesario que lo amarres.

Puedes cocinar el relleno por separado y sólo servir juntos la carne de pavo con el relleno.

¿Inyectarlo con vino o bañarlo cada media hora?

Ni inyectarlo ni bañarlo en su jugo cada media hora. Cada vez que abres el horno para inyectar o bañar al pavo el calor se sale y la temperatura de cocción se altera. Además, bañarlo evitará que la piel se rostice. La mejor manera de conservar los jugos naturales del pavo para evitar que la carne se seque, es simplemente seguir estos pasos:

  • Después de que sazonaste el pavo con especias, retíralo del horno, límpialo con toallas de papel absorbente y regresa al refrigerador a que repose durante 4 horas. Esto ayudará a que la piel se seque, quede más crujiente y evite que se salgan los jugos.
  • Antes de hornear el pavo, retíralo del refrigerador y mantenlo a temperatura ambiente durante una hora.
  • Unta el pavo con mantequilla (incluso debajo de la piel). Procura que quede todo perfectamente cubierto. Puedes usar aceite de oliva. Esto ayudará a tener una piel crujiente y un interior jugoso.
  • Hornea el pavo sobre un rack con una bandeja debajo (donde se acumularán todos los jugos y grasas que se vayan soltando durante la cocción).

Dale sabor al gravy

El gravy se cocinará con los jugos y grasas del pavo que caigan durante la cocción, pero para darle un sabor intenso y delicioso, agrega cebolla, apio, zanahoria, ajo, limón, manzanas, laurel y las hierbas o especias que quieras. Agrega una taza del líquido que quieras (cerveza, vino, caldo o agua) y cuando el pavo esté cocido, cuela el gravy (o muélelo si quieres una textura más grumosa) y cocina lento durante unos minutos para que se espese.

Cuánto tiempo debe hornearse el pavo

Depende del paso. Calcula 30-40 minutos por cada kilo de peso del pavo. Sin embargo, tienes que asegurarte de que el pavo esté bien cocido antes de sacarlo del horno. La mejor manera de hacerlo es revisando la temperatura: esta debe alcanzar los 73ºC en la parte más profunda del muslo o debajo de las alas.

Deja reposar el pavo antes de cortarlo y servirlo

Es importante que retires el pavo del horno y lo dejes reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos antes de partirlo. De esta manera evitarás que se desjugue a la hora de cortar y servir.

¡Listo! Ya tienes todos los tips para hacer el mejor pavo al horno. Ahora sólo queda escoger tu receta y ¡manos a la obra! No te arrepentirás de cocinar esta delicia para la cena de Navidad. Lucirá espectacular, sabrá delicioso y, además, seguro te sobrará algo para el recalentado. ¡Felices fiestas!

Recetas de pavo al horno

Aquí tienes algunas ideas para cocinar tu pavo al horno para Navidad. Puedes dar clic en la imagen para ir a la receta.

Pavo rostizado con romero y naranja

Aromático y sencillo. No necesitas muchos ingredientes para hacerlo, sólo necesitas tiempo y ganas de cocinar.

Pavo rostizado

Pavo relleno

En caso de quieras hacer pavo relleno, esta receta es lo que necesitas. El relleno es de carne molida, vegetales, frutos secos y un toque de pan que lo hará crujiente y delicioso.

Pavo relleno

Relleno para pavo

Una idea de relleno de pavo fácil y sencilla. Puedes cocinarlo aparte (no dentro del pavo) y servirlo como guarnición. Es una receta rendidora y deliciosa.

Relleno para pavo

Salsa de nuez de la India

Una salsa elegante y deliciosa que quedará espectacular con tu pavo al horno. Puedes hacerla en lugar del clásico gravy.

Salsa de nuez de la India

Sándwich de pavo a las finas hierbas

¡Perfecto para el recalentado! El pavo rostizado queda espectacular con algunos toques dulces, así que puedes agregar un poco de mermelada, puré de manzana o de camote a tu sándwich. ¡Te encantará!

Sándwich de pavo

Próximo artículo

11 Recetas de Navidad Fáciles y Deliciosas

11 Recetas de Navidad Fáciles y Deliciosas

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.

Nuevo rinde más de Knorr

Nuevo rinde más de Knorr

Más rendimiento, más sabor, más ahorro.