Skip to Content

Cómo hacer el arroz a la mexicana perfecto

Cómo hacer el arroz a la mexicana perfecto
2899

Primero, ¿cómo es el arroz a la mexicana perfecto? Pues esponjadito, con los granitos enteros y suaves pero no batido y tampoco quemado; con un color rojo atractivo y uniforme en todo el arroz, sazonado y cocinado a la perfección. Si alguna vez has sufrido haciendo arroz rojo, ¡llegaste al lugar indicado! Aquí te diremos paso a paso cómo hacer el arroz a la mexicana más sabroso que hayas probado, con las verduras en su punto, y te compartiremos nuestros secretos para que siempre te quede igual y no haya falla.

Mesa mexicana que se respeta tiene un buen arroz rojo (o arroz a la mexicana) porque acompaña a infinidad de platillos típicos como el mole, los chiles rellenos, las albóndigas, los frijoles, etc.; aunque también se sirve como antesala al plato fuerte (con su huevito estrellado o sus rebanadas de plátano frito encima, por supuesto). Además de ser el platillo estrella de las taquizas mexicanas, también es un platillo común en las comidas diarias, así que si te gusta cocinar comida mexicana casera, tienes que aprender a hacer el arroz rojo. Ahora sí, ¡a cocinar!

Qué necesitas para hacer arroz rojo:

  • 1 taza de arroz Morelos
  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • ½ cebolla blanca
  • 1 diente de ajo
  • 3 jitomates saladet maduros y cortados en cuartos
  • 1 cucharadita de Caldo De Pollo Knorr® 100% Natural En Polvo
  • 2 tazas de agua o de caldo de pollo (debe estar caliente)
  • ¼ de taza de zanahoria en cubos pequeños
  • ¼ de taza de chícharos frescos o congelados
  • ¼ de taza de elote en grano frescos o en lata
  • 1 ramita de cilantro (amarrada)

Paso 1. Lavar el arroz es muy importante

  1. Enjuaga el arroz con agua tibia varias veces hasta que el agua salga clara. Esto es importante para lavar el exceso de almidón (el responsable de que el arroz se pegue y se bata). Para mejores resultados, deja reposar el arroz en agua caliente durante un par de horas y luego enjuaga y lava bajo el chorro de agua fría.
  2. Escurre el arroz y déjalo secar al aire libre durante por lo menos 40 minutos. Es muy importante que el arroz esté lo más seco posible antes de freírlo, de lo contrario se puede batir y, además, cuando el agua entre en contacto con el aceite caliente este brincará y corres el riesgo de quemarte. Puedes dejarlo escurriendo en un colador o colocarlo sobre toallas de papel absorbente.

Paso 2. Freír el arroz

  1. Calienta una olla a fuego medio con el aceite. No le temas al aceite, necesitas suficiente para que el arroz se termine de secar y se dore. Esto permitirá que los granos se separen y no se peguen ni se batan.
  2. Cuando el aceite esté bien caliente, fríe el arroz junto con la cebolla, el ajo y los granos de elote frescos. Mueve con frecuencia media (ni mucho ni poco, sólo lo suficiente para que el arroz se dore de forma pareja).
  3. Cocina durante 5 minutos y luego agrega la zanahoria. Fríe durante 5 minutos más o hasta que el arroz comience a dorarse. Mientras, puedes hacer el licuado de jitomate y poner a calentar el agua o caldo de pollo.

Paso 3. Prepara el licuado de jitomate

  1. Cuando la cebolla y el ajo estén transparentes, retíralos del arroz y colócalos en la licuadora junto con los jitomates frescos. Ten cuidado a la hora de retirar la cebolla, pues puede que se haya deshecho en pétalos. Retíralos todos.
  2. Licúa junto con el Caldo De Pollo Knorr® 100% Natural En Polvo. Puede que necesites agregar un chorrito de agua para facilitar el licuado pero procura que no quede demasiado líquido.

Paso 4. La cocción del arroz

  1. Cuando el arroz suene como paja y comience a tomar un color doradito, baja el fuego de la olla y cuela el recaudo de jitomate sobre el arroz.
  2. Añade la ramita de cilantro y el agua o caldo caliente. Es importante que esté caliente para mantener la temperatura del arroz. Si colocas agua fría, romperás la ola de calor y la cocción no saldrá igual.
  3. Deja que hierva y cuando suelte el primer hervor, baja la flama hasta lo mínimo, tapa la olla y deja que el arroz se cueza durante 20 minutos. Durante ese tiempo no lo destapes ni lo muevas.
  4. Pasados los 20 minutos, mueve el arroz de manera envolvente. Esto es importante para repartir el jitomate (y que no quede una parte del arroz muy rojo y otra parte pálida), pero debes hacerlo con mucho cuidado para evitar que los granos del arroz se rompan y se batan.
  5. Vuelve a tapar y deja que el arroz se cueza durante 7-10 minutos o hasta que los granos de arroz hayan absorbido todo el líquido y el arroz esté bien cocido.
  6. Cuando el arroz esté en su punto, retira la olla del fuego y vuelve a mover el arroz con mucho cuidado y de manera envolvente.

Paso 5. Dejar que el arroz repose

  1. Deja que el arroz repose, tapado, durante 20 minutos fuera del fuego. Con el calor que queda dentro de la olla, el arroz terminará de esponjarse. No lo muevas.
  2. Último truco: pasados esos 20 minutos de reposo, destapa la olla y deja que el arroz repose, destapado, otros 20 minutos (¡sin removerlo!).Esto permitirá que se enfríe y que cada granito de arroz se separe y no se pegue ni se bata.
  3. ¡Listo! Ya tienes tu arroz a la mexicana perfecto y listo para disfrutarlo.

Tips útiles para hacer el arroz a la mexicana perfecto

  • Utiliza arroz Morelos, es el mejor para hacer arroz mexicano porque es de grano largo y eso permite que no se bata a la hora de cocerse. Pero fíjate bien que sea arroz Morelos y no “tipo Morelos” porque este tipo de arroz mexicano tiene Denominación de Origen. De hecho, está tipificado como uno de los mejores del mundo.
  • Utiliza jitomates saladet maduros, así tendrán mejor sabor y consistencia.
  • Puedes utilizar Knorr® Tomate Tomatísimo Concentrado De Tomate Knorr® para sazonar el arroz (en vez del Caldo De Pollo Knorr® 100% Natural En Polvo); quedará delicioso y con un color rojo muy bonito.
  • Procura utilizar chícharos frescos. Si no tienes, puedes usar congelados (pero descongélalos antes). No utilices chícharos de lata porque se batirán en la cocción.
  • Puedes usar granos de elote fresco o granos de elote en lata. Si eliges estos últimos, agrégalos a la cocción junto con los chícharos. Si lo usas frescos, fríelos junto con el arroz.
  • Sigue todos los pasos y respeta los tiempos de cocción y reposo y verás que tu arroz a la mexicana queda perfecto.

Ahora que ya sabes cómo hacer el arroz rojo perfecto, sólo te queda hacer un mole o freír un huevo estrellado para acompañar este arrocito que ya se coció.

Próximo artículo

Ideas de recetas fáciles y deliciosas para este regreso a clases

Ideas de recetas fáciles y deliciosas para este regreso a clases

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.

Nuevo rinde más de Knorr

Nuevo rinde más de Knorr

Más rendimiento, más sabor, más ahorro.