Skip to Content

3 Maneras de mejorar tus platillos con Maizena®

Tiempo de lectura: 1 min
3 Maneras de mejorar tus platillos con Maizena®

¿Quieres hacer empanizados más crujientes, salsas más cremosas y panes más esponjosos? ¡Tenemos la solución: Fécula De Maíz Maizena®! La icónica cajita amarilla tiene poderes culinarios sorprendentes que te ayudarán a llevar tus platillos al siguiente nivel de perfección.

¡Crujiente y delicioso!

Imagínate esto: un bocado crujiente y suculento que empiezas a saborear desde que escuchas cómo cruje al partirlo. ¡Con Maizena® puedes hacer que tus alimentos fritos o empanizados sean extra crujientes!

La fécula de maíz tiene un superpoder oculto: absorbe la humedad del exterior y permite que el aceite caliente actúe mejor y más rápido y el ingrediente se fría a la perfección. Aquí viene el truco: antes de sumergir tus ingredientes en el aceite caliente, sécalos muy bien y luego cúbrelos con Fécula de Maíz Maizena®. Y si vas a empanizar, házlo antes de pasar tus ingredientes por el huevo batido. El resultado será el empanizado o frito más crujiente que hayas probado. Para que lo compruebes, aquí te dejamos una receta fácil y sabrosa:

¡Textura cremosita al instante!

Ahora, si quieres una textura cremosita al instante en tus salsas, cremas y sopas, Maizena® es tu mejor amiga. La fécula de maíz también actúa como un espesante natural, dándole a tus preparaciones una consistencia suave y cremosa. ¡Imagina una deliciosa salsa bechamel que se derrite en tu paladar! Lo único que necesitas es disolver Maizena® en agua fría y luego agregarla a la cocción (si se te pasa de espesor sólo añade un poco más de agua, caldo o leche) y ¡listo! ¡Prepárate para ser aclamado como el rey o la reina de las salsas cremosas!

Aquí tienes una receta de salsas cremosas que acompañan muy bien cualquier carne, pescado o verduritas:

¡Pan esponjoso garantizado!

¿Quieres hacer panes esponjosos dignos de un video delicioso en Instagram? Aquí está el secreto: combina la fécula de maíz Maizena® con la harina que normalmente usas. El truco es sustituir una tercera parte de la harina por fécula de maíz y el resultado será una textura suave y esponjosa que convertirá a tus platillos en irresistibles. Aplica esta técnica con hot cakes, waffles, pizza, panqués, pan de muerto, rosca de reyes o cualquier pan que se te antoje, ¡incluso con tamalitos!

Ahora que tienes esta información valiosa, asegúrate de tener siempre a la mano una cajita de Fécula de Maíz Maizena® para que le des una vida más crujiente, cremosa o esponjosa a tus platillos favoritos.

Nuevo rinde más de Knorr

Nuevo rinde más de Knorr

Más rendimiento, más sabor, más ahorro.