Skip to Content
Hacer tu propio yogurt griego casero es un camino de ida. No solo es riquísimo, sino que podés usarlo en un sinfín de preparaciones. Queda riquísimo acompañado de granola, rodajas de frutas (banana o frutilla son nuestras favoritas) y miel, o con avena y frutos secos. Todos desayunos súper saludables, saciantes y deliciosos. También podés usarlo como base de dips y salsas (o para sumarles textura), y queda TREMENDO en ensaladas. Animate y probá haciendo tu propio yogurt griego casero. ¡Y no te olvides de dejarnos un comentario contándonos qué tan increíble te quedó!

Filtros similares